La túnica de Neso

Roma mostrará desde hoy el sepulcro de la vía Ostiense, parte integrante de una necrópolis mucho más amplia y que aún permanece sepultada e inexplorada en la que, según la tradición, fue enterrado el Apóstol San Pablo.

necropoli_di_san_paolo

La necrópolis de San Pablo se extendía a lo largo de la Vía Ostiense, la vía que comunicaba Roma con el puerto de Ostia. Foto: Sovrintendenza Capitolina

Fuente: Gonzalo Sánchez – EFE  |  LA VANGUARDIA   30/01/2016

La apertura al público de este yacimiento arqueológico se enmarca en los actos del Año Santo Extraordinario de la Misericordia, convocado por el papa Francisco hasta el próximo 20 de noviembre.

Las visitas, gratuitas, tendrán lugar una vez al mes hasta el próximo junio y serán explicadas por los técnicos de la superintendencia cultural del ayuntamiento romano.

Estos restos, al aire libre desde que fueron desenterrados en 1917, son “una pequeña porción de una amplia necrópolis…

Ver la entrada original 591 palabras más

Anuncios